miércoles, 10 de diciembre de 2014

¿Fue la Sociedad Discordiana una fachada de la CIA? Por Adam Gorightly

¿Cómo fue que el Principia Discordia fue incluido entre los archivos de las investigaciones sobre el asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy? ¿Y cómo fue que uno de los investigadores terminó creyendo que ‘una religión de adoradores de la diosa griega del caos y la confusión’ estaba involucrada en el homicidio del mandatario? ¿Fue la Sociedad Discordiana una fachada de la CIA?

JimGarrison, fiscal de distrito de Nueva Orleans desde 1962 a 1973, señalando los errores e inconsistencias presentes en el informe de la Comisión Warren sobre el asesinato de J. F. Kennedy (la cantidad de disparos, la teoría de “La Bala Mágica”, etc.), decidió reabrir a fines de la década del 60 las investigaciones sobre el caso, centrado principalmente en la idea de una conspiración que implicaba a la CIA, el FBI y el ejército

Kerry Thornley, cofundador del discordianismo junto a Greg Hill, se involucró en la investigación en defensa de la memoria de Oswald. Thornley había estado junto a Oswald en la Marina y habían sido muy amigos.

Para refrescar un poco la memoria sobre este caso fascinante, recordemos lo que decía Robert Anton Wilson en Disparador Cósmico I:

El discordianismo está en directa contradicción con los fundamentos monoteóricos - monoteístas de la religión occidental, la lógica occidental y la ley occidental, las cuales asumen, cada una en su terreno, que hay un solo modelo correcto verdadero. La gente religiosamente dogmática en el sentido judeocristiano, los lógicos que no han comprendido la demostración de Gödel, y los legistas de todo tipo, son las últimas personas en la Tierra que apreciarían la filosofía del discordianismo.

Sin embargo, de manera totalmente quijotesca, Kerry Thornley, arrastrando tras de sí todo su bagaje discordiano, insistió en involucrarse en la AsesinatodeKennedyManía de los ‘60s y fue a ver directamente a un abogado - el Fiscal de Distrito de New Orleáns, Jim “el Gigante Verde Alegre” Garrison. Lo mismo hubiera sido si hubiera recurrido a un teólogo tomista.

En 1967, luego de leer Rush to Judgment de Mark Lane, y algunos otros libros sobre el asesinato de JFK, Kerry concluyó que su viejo amigo Oswald tal vez no había sido el asesino del presidente, después de todo; quizás realmente hubo una conspiración. Inocentemente, Kerry fue a N. Orleans y mantuvo varias charlas prolongadas con Jim Garrison, quien había abierto una nueva investigación destinada a descubrir dicho complot.

Thornley y Garrison no formaron un buen equipo, por decirlo con palabras suaves. De hecho, durante su último encuentro, se mandaron mutuamente al carajo. La ley y el discordianismo no se mezclan. Kerry abandonó New Orleans e informó coléricamente a todos sus amigos y contactos que Garrison era un demagogo inescrupuloso que estaba organizando una cacería de brujas para entusiasmar a los crédulos e impulsar su propia carrera política. Los asistentes de Garrison contraatacaron con una serie de acusaciones ridículas contra Thornley.

(...) [los investigadores de Garrison] divulgaron que Thornley habría formado parte del grupo de asesinos de Kennedy - y, de hecho, lo bautizaron “el segundo Oswald”. La teoría del “segundo Oswald” había sido sugerida por el profesor Popkin en el libro llamado precisamente The Second Oswald).

(...) [y] en la prensa underground, Thornley y otros sospechosos de Garrison fueron retratados como una extraña banda de homosexuales fanáticos nazis satanistas de la CIA. Era como una vuelta del mccartismo de los ‘50s, esta vez lanzado desde la izquierda.

En medio de todo esto, Thornley descubrió que el tejano Allan Chapman, uno de los asistentes de Garrison, creía que el asesinato de JFK era obra de los Illuminati bávaros.

La Operación Jodementes pareció volverse en contra de sus propios creadores... Como habíamos adelantado previamente, Adam Gorightly ha publicado un libro que relata en detalle la relación entre Kerry Thornley, Harvey Lee Oswald, Jim Garrison y el asesinato de Kennedy. A continuación les presentamos la traducción de un fragmento de Caught in the Crossfire (Atrapado en el Fuego Cruzado) que Adam posteó en Historia Discordia


¿Fue la Sociedad Discordiana una fachada de la CIA?

Por Adam Gorightly


Traducción: Mazzu





Entre los investigadores no oficiales más pintorescos de Jim Garrison (también conocidos como los “irregulares”) estaba Allan Chapman quien suscribía a la teoría de que el asesinato de JFK había sido orquestado por los Illuminati de Baviera, la infame sociedad secreta tan mentada en los anales de la tradición conspirativa.

Después de enterarse de la teoría de Allan Chapman sobre los Illuminati, y con el apoyo de algunos de sus compañeros bromistas de la Sociedad Discordiana, Kerry Thornley inició lo que se conoció como la Operación Jodementes (Operation Mindfuck, OM), una campaña diseñada para joder con la mente de Garrison mediante el envío de anuncios falsos que sugerían que él (Kerry) era un agente de los Antiguos Videntes Iluminados de Baviera (AISB). Entre los culpables que ayudaron a perpetrar la OM estaba ni más ni menos que Robert Anton Wilson. Como Kerry señaló más adelante:

Wilson y yo fundamos (la rama de) los Illuminati Bávaros Anarquistas para hacer pasar un mal rato a Jim Garrison, uno de cuyos ayudantes creía que los Illuminati manejaban todas las principales cadenas de televisión, los Conspiradores Bávaros Secretistas (CBS), los Antiguos Bávaros Conspirados (ABC) y la Nueva Baviera Conjurada (NBC).

Otro de los “irregulares” – el investigador Harold Weisberg - también era blanco de los comunicados de la OM como se demuestra en la siguiente carta anónima escrita por Robert Anton Wilson:

Estimado señor Weisburg

Tengo miedo de firmar esto con mi nombre, pero hay ciertos hechos sobre los asesinatos de los últimos años que usted debería saber. Un hombre llamado Homer Ravenshurst, otro llamado Simon Moon, y otro – que es negro – llamado Hassan Saba X (-----– ilegible). Hassan Saba X consigue la droga y ellos la fuman

Esto es lo que importa con respecto a los asesinatos. Estos tres hombres simulan ser de izquierda pero en realidad son derechistas y están reclutando gente para una sociedad secreta llamada Illuminat Eye. Los he escuchado bromear sobre los asesinatos de manera realmente cínica, si entiende lo que quiero decir.

Cuando están drogados dicen cualquier cosa.

Todos estos nombres son ficticios, pero el tal Homer Ravenhurst en realidad se llama algo así como Hornly o Hornsby y era amigo de Oswald. Oswald también pertenecía a los Illuminat Eye.

Debo permanecer en el onanimato[1].

P. S. El tal Ravenhurst o Hornly tiene calcomanías que pega en los edificios que dicen ‘Sirhan Vive’. Esto puede darle una idea.



Carta de la OM de Robert Anton Wilson a Harold Weisberg.
De la colección de Harold Weisberg.

La carta es insondable a menos que uno esté familiarizado con las travesuras discordianas a las que Thornley y sus cohortes se dedicaban durante este período. La carta en broma de Wilson a Weisberg menciona a alguien llamado Homer Ravenhurst, a otro llamado Hassan Saba X, además de Simon Moon y los Illuminat Eye. En la tradición discordiana, el seudónimo de Kerry Thornley era Omar Khayyam Ravenhurst, y así la mención de Wilson de “Homer Ravenhurst” era una forma lúdica de jugar con la mente de Weisberg. En cuanto a Simon Moon, en algún momento fue un alias de Wilson, y más tarde fue un personaje de la Trilogía Illuminatus!, de Wilson y Shea. Hassan Saba X (o Hassan-i-Sabbah X) era un personaje ficticio, un militante negro que Thornley y Wilson crearon para propagar la mitología Illuminati, quien posteriormente sería inmortalizado en una carta falsa publicada en la edición de abril 1969 de la revista Playboy en el período en que Wilson fue editor. En cuanto a los Illuminat Eye mencionados en la carta Weisberg, eran un guiño evidente a la ya mencionada sociedad secreta omnividente de Baviera. No se sabe lo que pensó Weisberg sobre esta carta; Sin embargo, le pareció tan importante como para colocarla entre sus archivos para que los futuros investigadores reflexionaran sobre ella.

Estos comunicados de la OM hicieron sospechar a Garrison que la Sociedad Discordiana era una fachada de la CIA involucrada en el asesinato de JFK. Tan extravagante como puede parecer, las personas con tendencias conspirativas podrían encontrar cierto mérito en esta teoría, debido al hecho de que casi todos quienes participaban en la Sociedad Discordiana de Nueva Orleans estaban, de una manera u otra, conectados a la investigación de Garrison, ya sea como testigos, sospechosos o informantes.

Según la leyenda, la primera edición de la Biblia Discordiana - Principia Discordia - fue impresa fuera de las horas de trabajo en un mimeógrafo en la oficina de Jim Garrison, donde se produjeron sólo cinco copias. Esta operación de copia clandestina se realizó casi dos años antes de la investigación de Garrison, y presuntamente fue perpetrada en la oficina del fiscal del distrito por una mecanógrafa llamada Lane Caplinger, que era amiga del cofundador de la Sociedad Discordiana Greg Hill. (Lane resultó ser hermana de una poetisa del Barrio Francés llamada Grace Caplinger, que era amiga de Thornley y de Hill. Más tarde Grace se aventuró en Hollywood y cambió su nombre por el de Grace Zabriskie, y ha hecho numerosas apariciones en cine y televisión, incluyendo el papel de la madre de Laura Palmer en Twin Peaks.)

En cuanto a Greg Hill, su asociación con la investigación de Garrison fue mínima, consistiendo en una carta que escribió al fiscal de distrito en apoyo a Thornley. Garrison, seguramente habiendo ya tomado la decisión en cuanto a la culpabilidad de Kerry, probablemente después de recibirla colocó dicha carta de inmediato en el picapapeles.

Sr. Garrison,

He recibido una carta de Kerry Thornley pidiéndome que le escriba a usted para ponerme a su disposición y responder sobre cualquier duda que ud. tenga o ser de alguna ayuda. Estoy dispuesto a colaborar.

Kerry y yo hemos sido amigos durante años, desde antes de que él entrara al Cuerpo de Marines y se hiciera amigo de Oswald. Y, de hecho, Kerry y yo fuimos a Nueva Orleans juntos el 01 de febrero cuando él empezó a escribir The Idle Warriors – sin embargo, yo me fui en septiembre para volver a la universidad en L.A. mientras que él se quedó para completar su manuscrito.

Debo añadir que he estado siguiendo su investigación (el L.A. FREE PRESS le ha brindado cobertura) y estoy impresionado por su esfuerzo. Tenga razón o esté equivocado, o un poco de ambas cosas, quiero que este lío sea llevado al tribunal público. Y, al igual que ud., no creo que el gobierno tenga el derecho de engañar intencionalmente a sus ciudadanos. Ya que esto es una parte fundamental de la cuestión, estaré encantado de prestar todo el servicio que pueda.

Respetuosamente

Gregory Hill



La carta de Greg Hill a Jim Garrison, 19 de febrero de 1968.
Cortesía de los Archivos Discordianos.

Si bien es un hecho que Hill y Thornley estaban en posesión de la primera edición del Principia Discordia, lo que comúnmente no es conocido es que Roderick “Slim” Brooks –otra pieza clave en la Sociedad Discordiana de Nueva Orleans - también recibió una copia de esta rara primera edición.

Slim Brooks resultó ser la primera persona que Thornley conoció cuando se mudó a Nueva Orleans. A principios de 1961, Slim y un personaje sombrío llamado Gary Kirstein – quien generalmente aparece con el seudónimo de “El Cuñado” – involucraron a Thornley en conversaciones sobre cómo matar a un presidente y, en particular, a JFK. Thornley más adelante sospechó que había sido manipulado por Brooks y Kirstein en estas conversaciones con la intención de hacerlo caer como un chivo expiatorio en el asesinato de JFK.

Parece bastante probable que Slim Brooks fuera en realidad Jerry Milton Brooks, un ex empleado de Guy Banister y miembro de los Minutemen, una organización de la milicia anticomunista de extrema derecha activa durante la década de 1960. Según el ex portavoz nacional de los Minutemen, R.N. Taylor:

Creo que el individuo a quien llamaban Slim Brooks era Jerry Milton Brooks, o el hermano de Jerry... Si se trataba Jerry, era una de las personas más extrañas que he conocido. Único en su clase. Para bien y para mal. Sé que pasó un tiempo en Banister y ese grupo en los 60s. Él era un archivo caminante de nombres, direcciones, números de teléfono, etc. Tenía una mente muy fotográfica, ciertamente sorprendente a veces. Nunca supe realmente de qué lado estaba. Siempre seguirá siendo un enigma para mí.

También se puede suponer, con cierto grado de certeza, que los restantes destinatarios de la primera edición Principia Discordia fueron Barbara Reid y Roger Lovin, ambos miembros de la Sociedad Discordiana de Nueva Orleans. De hecho, una tarjeta de la Sociedad Discordiana de 1965 registra a Lovin como jefe de la sección de Nueva Orleans.




Tarjeta de membresía de la Sociedad Discordiana.
Cortesía de los Archivos Discordianos.

Lovin - conocido en la Sociedad Discordiana como Fang the Unwashed (Fang el que No se Lava) - fue identificado por el testigo de Garrison, Bernard Goldsmith, como conectado a Lee Harvey Oswald en Nueva Orleans, así como presuntamente involucrado con la invasión a la Bahía de Cochinos. Cualquiera sea el caso, Lovin tenía la reputación de ser una estafador encantador que, por lo que sabemos, podría haber estado engañando a Goldsmith sobre sus conexiones con Oswald y la Bahía de Cochinos.



Una foto rara de Barbara Reid.

Tal vez el miembro más curioso de la Sociedad Discordiana de Nueva Orleans fue Barbara Reid, la persona responsable - además del mismo fiscal de distrito - de arrastrar a Kerry, gritando y pataleando, al circo de Jim Garrison. Reid afirmó haber visto a Oswald y a Thornley en Nueva Orleans en septiembre de 1963, una denuncia que Kerry negó, insistiendo en que la última vez que había estado en contacto con Oswald había sido en la Base del Cuerpo de Marines de El Toro durante el otoño de 1959. Curiosamente, Reid se convirtió en una de los “irregulares” de Garrison y, a menudo acompañó a Harold Weisberg en sus rondas de interrogatorios a los testigos del Barrio Francés.

Entre los archivos del Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (HSCA) relacionados con Kerry Thornley (que actualmente residen en los Archivos Nacionales) uno encontrará extractos de la primera edición del Principia Discordia. Parece poco probable que Kerry haya proporcionado estos documentos al HSCA, a menos que estuviera tratando de demostrar  que la Sociedad Discordiana había sido infiltrada por la comunidad de inteligencia, una teoría que lo entretuvo en ocasiones, especialmente durante el período de finales de los 70s, cuando sus paranoias se habían disparado.

Sin embargo, sospecho que puede haber sido Barbara Reid la que proporcionó estos documentos Discordianos al HSCA, ya que incluido entre los archivos del HSCA hay un certificado de afiliación a la Sociedad Discordiana otorgado a Reid y firmado nada menos que por Bull Goose of Limbo (alias de Kerry Thornley), fechado el 18 de septiembre de 1964. Reid también afirmó, en un momento u otro, que era la encarnación de la diosa Eris, lo que explicaría el caos desenfrenado que entró en la vida de Thornley durante el período de investigación de Garrison.



Certificado de membresía de la Sociedad Discordiana de Barbara Reid.
De los archivos del Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos.

Otra forma en que estos documentos Discordianos podrían haber encontrado su camino hasta los archivos del HSCA fue a través de Harold Weisberg, quien señaló en una entrevista que realizó con Roger Lovin, que Lovin “...reconoció su militancia en la Sociedad Discordiana. Hoy me entregó sus archivos sobre ese grupo...” Entonces se podría suponer que Weisberg copió estos archivos y luego se los envió a Garrison y/o al HSCA. Que Weisberg estuviera dispuesto a considerar la idea de que una religión de adoradores de la diosa griega del caos y la confusión estaba involucrada de alguna manera, es sin duda una de las teorías más locas en el folklore sobre el asesinato de Kennedy, justo al lado de las demás conjeturas de Garrison como la teoría de la emoción homosexual de matar y la participación de los temidos Illuminati de Baviera. Como Robert Anton Wilson observó en Disparador Cósmico:

Intenten imaginar a un jurado tratando de mantener una expresión seria mientras examina a unos conspirados que adoran a la Diosa de la Confusión, honran al emperador Norton como un santo, tienen un libro sagrado llamado “Cómo encontré la Diosa y qué le hice cuando La encontré”, y un personal con nombres como Malaclypse el Más Joven, Ho Chih Zen, Mordecai el Funesto, Lady L. FAB, Fang El que No Se Lava, Lord Harold Randomfactor, Onrak el Inverso, et al…

Las denuncias de que Thornley y Oswald se reunieron en Ryder Coffee House llegaron por cortesía de Barbara Reid, quien afirmó que tenía evidencias que la respaldaban en la forma de un registro de visitas perteneciente al gerente del Ryder, Jack Frazier, el cual tanto Oswald como Thornley supuestamente habían firmado. En un informe que Harold Weisberg envió a Garrison, señalaba que “varios nombres pueden estar disfrazados en este registro, por ejemplo, el de Thornley en ‘lenguaje Discordiano’ está en la novena página. Usted tiene los archivos Discordianos que obtuve en un viaje anterior. Estos reflejan quién es Omar Khyam...” Piensen lo que quieran de esto, pero al parecer Weisberg pensó que estaba tras la pista de una conspiración Discordiana y le envió a Garrison el registro de visitas de Frazier como evidencia. Una revisión del libro revela que Thornley efectivamente lo había firmado usando su personaje Discordiano de Omar Khayyam Ravenhurst, lo que indica que Kerry visitó el Ryder Coffee House al menos en una ocasión. Sin embargo, no hay evidencia de que Oswald - usando su verdadero nombre o un alias – hubiera firmado el libro de visitas. (El nombre de Carril Caplinger, quien también fuera una vez conspirador Discordiano, aparece en otra parte del registro, ¡proporcionando más evidencia incontrovertible del siniestro papel de la Sociedad Discordiana en el asesinato de JFK!)



Libro de visitas firmado por el alter ego discordiano de Kerry Thornley, Lord Omar Khayyam Ravenhurst.
De la colección de Harold Weisberg.


Robert Karno - que en ausencia de Jack Frazier estaba gestionando el Ryder Coffee House durante el período correspondiente - declaró en una entrevista con James Alcock – otro de los investigadores de Garrison - que creyó haber visto a Oswald en el Ryder en una ocasión, a pesar de que no sonaba completamente seguro: “Bueno, yo-yo creo que lo vi. Estoy casi seguro de que lo hice...” En cuanto a Thornley, Karno recordaba haberlo visto allí una sola vez, y no dijo nada acerca de haber visto a Thornley y a Oswald juntos.







[1] Nota del Traductor: sospecho que Wilson, además de incluir varios juegos de palabras como ‘Illuminat Eye’ (que fonéticamente suena como una mala pronunciación en inglés de ‘Illuminati’) y ‘onanymous’ (que traduje como ‘onanimato’, mezcla de ‘onanismo’ y ‘anonimato’) debido a  su humor característico, introdujo también estos ‘errores’ de ortografía adrede para brindarle credibilidad a la misiva; como él mismo explica en Cosmic Trigger III: “Pequeños toques de incompetencia e ignorancia que ayudan a crear la impresión de que se trataba de un verdadero y sincero artículo de periódico -- como las sillas chirriantes, toses de fondo, diálogos superpuestos, y la calidad de sonido escrupulosamente ‘mala’ que hicieron parecer ‘verdaderos’ a los noticieros artificiales de las dos mejores películas de Orson Welles: Citizen Kane y F For Fake”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada