lunes, 30 de mayo de 2016

LECTURA DE ILLUMINATUS: SEMANA 25

Lectura de Illuminatus semana 25

Por Mazzu

Trilogía Illuminatus

(Desde la página 276 a la 286)



Tobias Knight, el agente del FBI, descubre que se ha desatado una plaga terriblemente contagiosa, el Ántrax Lepra Pi; mientras espera su destino, Robert Putney Drake ayuda a escapar a George Dorn y recuerda su primer encuentro con los Illuminati...

-------------------------------------------------------

En la entrada de esta semana nos enteramos que el Gral. Talbot asesinó al Dr. Mocenigo y prendió fuego su casa antes de suicidarse porque hubo un contagio de Ántrax Lepra Pi, y Mocenigo era el único contagiado que había salido de la base. Talbot descubre que Mocenigo había estado con una mujer, la cual resultó ser Sherri Brandi, ya fallecida, pero Talbot no lo sabe y recomienda su búsqueda para darle el antídoto; todo esto hace a Carmel el único – e insospechado – infectado con el virus más nocivo que pudiera existir, un arma biológica caminante, y el elemento crucial del cual hablaban los autores al principio de la novela “incidentalmente se convertiría en el ser humano más importante sobre la Tierra antes del primero de Mayo” (pág. 24)

-------------------------------------------------------

En la sección que nos toca esta semana, los autores nos dan una cátedra de Operación Jodementes fusionando realidad y ficción de manera magistral al mezclar elementos de los Mitos de Cthulhu, los Illuminati, el acta de Seguridad Nacional estadounidense, C. G. Jung, el Pentágono, las últimas palabras de Dutch Schultz, la Mafia, el Discordianismo, y Moby Dick.

Sumada todas las teorías contradictorias expuestas en los ‘memos de Pat’ y a la explicación de Hagbard sobre el origen de los Illuminati, en la página 277 hay otra hipótesis más sobre el nacimiento de esta organización secreta, que es la que creen los integrantes de la Mafia. Maldonado le explica a Richard Jung que la teoría del origen atlante era “pura mierda” y que los Illuminati eran “una especie de frente para la liberación femenina del siglo XVIII”. Esto se contradice de manera chocante con lo que decía Mavis en la página 244, que los Illuminati “crearon el patriarcado, la supremacía masculina, y toda esa basura”, y también Hagbard, y Malaclypse el Viejo, introduciendo nuevamente el efecto de disonancia cognitiva al que los autores, a esta altura, casi nos tienen acostumbrados. Esta, creo yo, es la sensación que el propio Wilson tuvo cuando comenzó a investigar sobre los Illuminati, como explica en Cosmic Trigger I:

Se ha afirmado que el Dr. Weishaupt era ateo, mago cabalista, racionalista, místico; demócrata, socialista, anarquista, fascista; un amoral maquiavélico, alquimista, totalitario y un “filántropo entusiasta” (El último fue el veredicto de Thomas Jefferson, por cierto). También han acreditado a los Illuminati la orquestación de las revoluciones francesa y estadounidense detrás del escenario, de apoderarse del mundo, de ser los cerebros detrás de comunismo, de continuar en la clandestinidad hasta la década de 1970, de adorar secretamente al Diablo y de otras actividades sospechosas. Algunos afirman que Weishaupt no inventó a los Illuminati, sino que sólo los revivió. La orden de los Illuminati ha sido rastreada hasta los Caballeros Templarios, los cultos iniciáticos griegos y gnósticos, hasta Egipto, e incluso hasta la Atlántida. La única generalización segura que uno puede hacer es que la intención de Weishaupt de mantener el secreto ha funcionado; No hay dos estudiantes de la Illuminología que se hayan puesto totalmente de acuerdo sobre cuál era el verdadero “secreto interno” o el propósito de la orden (o cuál es...). Hay un espacio interminable para las especulaciones espeluznantes y para la paranoia pedante una vez que uno entra realmente en la literatura sobre la materia; y ha habido una ola de “revelaciones” sensacionalistas de los Illuminati en cada generación desde 1776. Si vamos a creer toda esta literatura sensacionalista, los malditos conspiradores bávaros han sido responsables de todo lo que anda mal en el mundo, incluyendo las crisis energéticas y hasta el hecho de uno no pueda conseguir un plomero los fines de semana.

Maldonado también hace referencia a Mary Wollstonecraft como el cerebro revolucionario detrás del socialismo y el anarquismo. Como vimos en una entrada anterior, Frankenstein, la obra clásica de su hija, Mary Wollstonecraft Shelley, puede ser leída como una crítica a la simpatía por las ideas de Weishaupt de su marido Percy Shelley, y que ella “estaba en contra de las revoluciones – a diferencia de sus padres radicales y de su esposo – y que apoyaba el orden tradicional”.

Este juego de disonancias se hace aún más interesante cuando Maldonado menciona la “pelea a cinco bandos” entre los Monárquicos, la “Haute Vente” (los Carbonarios), los Liberteri (anarquistas), la Mafia y los Facisti. No quiero extenderme mucho, pero la historia es fascinante y me parece genial que RAW y Shea hagan referencia a ella, demostrando una vez más cuán amplio es el abanico referencial de Illuminatus. Los Carbonarios nacieron alrededor de los gremios del carbón en Nápoles al principio del siglo XIX como resistencia nacionalista a la ocupación napoleónica de Italia. Su objetivo era instaurar régimen democrático y unificar al país. Si bien posteriormente fueron derrotados por la Santa Alianza, sentaron precedente para la unificación años más tarde. Uno de sus miembros más conocidos fue Giuseppe Mazzini, quien tras la caída de los Carbonarios fundó otro grupo revolucionario en su exilio, La Giovine Italia (la Joven Italia), del cual fue miembro Giuseppe Garibaldi, masón y revolucionario muy conocido aquí en Sudamérica.

Monumento a Garibaldi en Bahía Blanca


La Mafia, por su parte – como bien dice Don Federico –, siempre estuvo en el medio y cambió de lealtades a conveniencia. Nacida como una forma de organización de los campesinos en épocas feudales, en el siglo XVIII los mafiosos estuvieron con los monárquicos a favor de Fernando IV y Francisco II; luego, hacia mitad del siglo XIX, se unieron a los revolucionarios nacionalistas anti-monárquicos encabezados por Giuseppe Garibaldi (incluso se ha llegado a teorizar que ‘mafia’ es el acrónimo de la frase Mazzini Autorizza Furti, Incendi, Avvelenamenti, ‘Mazzini autoriza robos, incendios y envenenamientos’); después de la unificación de Italia, y tras el fracaso del gobierno aristocrático de la Derecha Histórica, la Mafia se alió con el Estado del gobierno de la Izquierda Histórica, cosa que terminó con la llegada de los fascistas en el siglo XX (aliados de los monárquicos); allí la mayoría de los mafiosos se vieron obligados a exiliarse o a unirse a los anarquistas; muchos se refugiaron en EE.UU., adonde exportaron su sistema organizativo. En la página 236, Don Maldonado le decía a Richard Jung “(los Illuminati) no están interesados simplemente en volverse ricos, el cual es nuestro caballeroso objetivo en la vida. Juegan juegos sobrenaturales ¿Capisce?”; y esto me hizo recordar a lo que le dice el consigliere Partanna a su hijo Charlie en la película El Honor de los Prizzi; “Todo es negocio, Charlie, puro negocio”.

-------------------------------------------------------

En las secciones anteriores hemos visto cómo fue que Robert Putney Drake descubrió a los Illuminati y cómo se puso en contacto con ellos; ahora, en el “presente” (el año en que intentaron “inmanentizar el Eskatón”), R.P.D. se pone a recordar partir, de la página 278, su primer encuentro con el Gran Maestre Illuminatus de EE.UU. en 1935. Allí, Gran Maestre le revela el plan Illuminati para los siguientes 30 años, entre ellos, un Acta de Seguridad Nacional que invalidaría los derechos constitucionales de los ciudadanos. En RAWIllumination.net, Tom Jackson hizo un análisis muy interesante sobre este fragmento, que traduje para compartirlo con ustedes: 



Cuando Octavio se convirtió en Augusto, el primer emperador romano (27 a.C. hasta 14 d.C.), terminando oficialmente con la República romana y sustituyéndola por el Imperio Romano, la transición fue manejada con mucho cuidado para ocultar dicho cambio crucial (ver entrada anterior). El emperador hizo todo lo posible para preservar muchas de las formas de la república y fingir que nada había cambiado. No se proclamó rey, pero adoptó el título de “princeps” primer ciudadano. Mostró deferencia al Senado, o al menos simuló hacerlo.

En esta sección de Illuminatus los autores comparan explícitamente el Imperio Romano a los Estados Unidos, sugiriendo que también sucedió una transición similar de republica a imperio.

Drake recordó su excitación: todo era como lo había previsto. El final de la República, el amanecer del Imperio.

Drake leyó lo que sería el Acta de Seguridad Nacional de 1947. “Esto invalida la Constitución” dijo, cerca del éxtasis.

“Casi. Y créame señor Drake, para 1946 o 47, el Congreso y el público estarán listos para aceptarla. El Imperio Americano está más cerca de lo que usted imagina”.

“¿Y que hay de los neutrales y los pacifistas, como el Senador Taft y su grupo?”

“Se marchitarán. Cuando el comunismo reemplace al fascismo como enemigo número uno, nuestros conservadores pueblerinos estarán listos para aventuras globales a una escala tal, que harán bailar las cabezas de los pobres liberales del señor Roosevelt. Confíe en mí. Tenemos cada detalle controlado con precisión. Déjeme mostrarle adonde estará localizado el nuevo gobierno”.

Drake observó el plano y meneó la cabeza. “Algunas personas reconocerán lo que significa el pentágono” dijo dubitativamente.

“Los tomarán por locos supersticiosos. Éste edificio será construido dentro de unos pocos años. Se convertirá en la policía del mundo. Nadie se atreverá a cuestionar sus acciones o juicios sin ser denunciado como traidor. Dentro de treinta años, señor Drake, dentro de treinta años, quienquiera que intente restaurar el poder al Congreso, será vilipendiado y rechazado, no por los liberales, si no por los conservadores”. (Pág. 279)

Mediante la Ley de Seguridad Nacional de 1947 que se menciona en el texto se creó la CIA y comenzó la creación del estado de seguridad nacional secreto, que maneja la mayor parte de la política exterior y de seguridad nacional de los EE.UU. sin tener que preocuparse mucho sobre las elecciones o de lo que piense el Congreso.

El presidente Harry S. Truman firmó el proyecto de ley, por cierto, en un avión presidencial llamado The Sacred Cow (la Vaca Sagrada), en extraña sincronicidad con el Sacred Chao (Cao Sagrado) discordiano. Antes de dejar el cargo, Truman también creó la NSA.

Harry S. Truman


Las comparaciones entre Roma y EE.UU. son peligrosas, por supuesto, pero las corrupciones del poder tienen paralelos a través de los siglos. Yo diría que el paralelismo entre el Imperio Romano y el americano no es tenue. El Imperio Romano esencialmente estuvo en un estado de guerra permanente hasta que el Imperio de Occidente cayó. La guerra permanente es la doctrina estadounidense actual.

Algunas de las presiones institucionales son análogas. Hace poco leí de Rome’s Gothic Wars, de Michael Kulikowski, donde se afirma que incluso en el Bajo Imperio (que ya no estaba en expansión), los emperadores estaban bajo la presión de lograr victorias contra los “bárbaros” para demostrar su legitimidad. Los presidentes estadounidenses modernos están bajo la presión de no aparecer “débiles” y aplacar al poderoso aparato de seguridad nacional. En las páginas del Wall Street Journal, los militaristas son los “adultos” de Washington, DC

Anteriormente en esta sección, como una especie de obertura a los pasajes en discusión sobre el imperio romano y el americano, hay una referencia a la matanza de los habitantes de Melos, un momento clave en el paso de Atenas de ser una democracia a convertirse en un imperio despiadado (pág. 274). Durante la Guerra del Peloponeso, en la lucha entre Atenas y Esparta (y sus aliados) por el control de Grecia, los atenienses exigieron en el 416 a.C. que el estado de la isla de Melos se rindiese y se convirtiese en parte del imperio. En un famoso pasaje de Tucídides de la inconclusa Historia de la Guerra del Peloponeso, los atenienses explican que no se van a molestar en discutir los méritos de cada lado - era hora de que los habitantes de Melos aceptaran las realidades del poder y se alinearan con el mejor postor.

Al final, los habitantes de Melos se negaron a rendirse, y cuando el asedio había terminado, los atenienses mataron a los hombres y vendieron a las mujeres y los niños como esclavos.

Dicho sea de paso, el convertirse en un imperio despiadado no funcionó muy bien para los atenienses; el intento de conquista de Siracusa, la más poderosa ciudad griega de Sicilia, terminó en desastre y con Atenas perdiendo la guerra. La ciudad sobrevivió, pero nunca volvió a ser una gran potencia.

Tom Jackson, RAWIllumination.net

Un poco más adelante, el Gran Maestre (que trabaja en el Departamento de Justicia) le dice a Drake (pág. 280):

Ahí es donde su idea de un sindicato del crimen unificado encaja en nuestro plan. Para aplastar a la oposición, necesitamos un Departamento de Justicia equivalente en muchas maneras a la Gestapo de Hitler. Si su esquema funciona - si la Mafia puede ser unificada en un sindicato que no esté enteramente bajo el control de los sicilianos, y que pueda albergar a otros grupos bajo el mismo paraguas - tendremos un cártel de delincuencia a nivel nacional. Entonces, el mismo público exigirá el tipo de Departamento de Justicia que necesitamos. Para mediados de la década de 1960, los micrófonos y las escuchas telefónicas serán tan comunes, que el concepto de privacidad será arcaico

Comparemos esto con lo que decía Hagbard en la entrada de la Semana 14 “Y lo mejor es que la mayoría de los americanos estarán tan asustados por los incidentes terroristas provocados por los Illuminati, que rogarán ser controlados, como un masoquista ruega ser azotado” y su semejanza también al ‘acta Patriótica’ promulgada por el presidente estadounidense G.W. Bush luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001:

El Acta Patriótica ha sido fundada en el argumento básico, de que, después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el pueblo norteamericano debía elegir entre su seguridad y sus derechos constitucionales, optando por restringir estos últimos para garantizar aquella.

-------------------------------------------------------

Varias imágenes cabalísticas de Tiphareth: el sacrificio en pos del bien colectivo del Gral. Talbot, la referencia al sistema solar y los niños sacrificados en la página 280, Drake salvando a George pero entregándose él mismo a la Muerte...

El arcano mayor del tarot sin nombre, el número 13 – habitualmente llamado La Muerte – está en el sendero sefirótico que une a Tiphareth con Netzach, y a lo largo de casi todo el fragmento de esta semana Drake la invoca varias veces como “la Muerte, esa Vieja Prostituta”



Hay varias referencias al Departamento de Justicia, y la Justicia está en el sendero que conecta a esta séfira con Geburah. También está el Ermitaño entre Tiphareth y Chesed, y podría caratularse a Lovecraft como uno.

-------------------------------------------------------

En esta sección se aclara qué pasó con el Holandés: se insinúa que tenía un pacto con los Illuminati, que lo rompió, y que ellos lo hicieron matar; pero que antes de morir intentó brindar información sobre ellos a la policía, algo que se le hizo difícil por su estado grave y a por la intervención telepática de los Illuminati para impedirlo. En la entrada de la semana 6 dije que quien leyese la versión en español y luego viera el original en inglés, descubriría que la traducción de las últimas palabras de Schultz no es literal. Por ejemplo, leemos que el Holandés dice “oh mamá, mamá, mamá. Conservas Canadienses Viandas Bean”. Si ven el original, se encontrarán con “oh mama mama mama. French Canadian bean soup”. Y aclaraba que había una razón para esta y otras aparentes diferencias de traducción que explicaba el motivo de las palabras que escogí para la versión en español. Pues bien, en la lectura de esta semana se revela dicha razón; en un sueño pesadillesco que tiene Drake mientras espera que llegue el castigo de los Illuminati (pág. 281), es Carl Gustav Jung el que descorre la cortina. Lo que Drake había descubierto en las palabras de Dutch Schultz, es que eran acrósticos cuyas letras iniciales mencionaban la estructura de los Illuminati y los nombres de las entidades que invocaban:

“¡Qué códigos tan infantiles! MAFIA - Morte Alla Francia Italia Anela. Conservas Canadienses Viandas Bean - Cinco Consagrados Videntes Bávaros. Annuit Coeptis Novus Ordo Seclorum - Anti Cristo, Nuestro Ominoso Salvador. A bailar herido, nuevo waltz: niño, danza al tiempo kerosén - Asmodeus, Belial, Hastur, Nyarlathotep, Wotan, Niggurath, Dholes, Azathoth, Tindalos, Kadith ¡Un juego de niños!”.

... de ahí la diferencia en la traducción de algunas de las frases.

-------------------------------------------------------

El Morador de las Tinieblas de H.P. Lovecraft ilustrado por Alberto Breccia


Más referencias lovecraftianas en la lectura de esta semana. Drake alega estar cansado de ser el “sirviente de los Illuminati” y se cambia de bando, apoyando a los discordianos al cerrar el trato con Hagbard a través de George. Pero no es tonto, y sabe que su traición le costará la vida...

Dinero ¿De qué servirá cuando Nyarlathotep aparezca y “las bestias se acurruquen ante él y laman sus manos” (como había escrito aquel maldito estúpido de Lovecraft)? ¿De qué servirá cuando “el dios del Caos, ciego e idiota, barra a la Tierra como polvo”? (pág. 282)

Las dos citas lovecraftianas aquí incluidas provienen de dos relatos diferentes de los Mitos de Cthulhu pero relacionados entre sí; el “dios del Caos, ciego e idiota”, aunque es una referencia textual de uno de los poemas de Los Hongos de Yuggoth, también es mencionado en cuento El Morador de las Tinieblas, de H.P. Lovecraft (1935):

Pensó en las antiguas leyendas sobre el Caos Esencial, en cuyo centro habita un dios ciego e idiota - Azathoth, Señor de Todas las Cosas - circundado por una horda de danzarines amorfos y estúpidos, arrullado por el silbo monótono de una flauta manejada por dedos demoníacos.

Y la cita sobre Nyarlathotep y “las bestias que se acurrucan ante él y lamen sus manos” no es de H.P.L., es del cuento La Sombra que Huyó del Chapitel, de Robert Bloch (1950),

En ese momento saltaron por encima del muro dos sombras sedosas y negras. En el frescor del jardín se agazaparon, pero pronto avanzaron, suaves y jadeantes, hacia el Dr. Dexter.

A la luz de la luna vio éste que eran dos panteras negras.

Inmóvil contempló cómo se le acercaban, aterciopeladas y terribles, con los ojos relucientes y abiertas quijadas babeantes.

El Dr. Dexter volvió hacia la luna su rostro burlón cuando las bestias se acurrucaron ante él y lamieron sus manos.

La relación entre estos dos cuentos es que son parte de una trilogía de relatos que comenzó cuando Robert Bloch escribió El Vampiro Estelar en 1935. En este relato, además de dedicárselo, Bloch hace aparecer al propio Lovecraft como personaje: un “místico de Nueva Inglaterra” con un “delgado perfil (...) que proyectaba una sombra inquieta en la pared, y un semblante de cera que adoptaba, a la luz mortecina, una apariencia furtiva”. Allí, el personaje de Lovecraft es asesinado de manera horripilante por el vampiro estelar al que alude el título del relato. En devolución de gentilezas, Lovecraft escribió la continuación, El Morador de las Tinieblas, donde Robert Bloch (apenas disimulado por el nombre del protagonista, Robert Blake) muere en manos de Nyarlathotep. La Sombra que Huyó del Chapitel, de Bloch, es una continuación de éste último relato y a la vez un homenaje póstumo a su maestro, H.P. Lovecraft.

Robert Bloch

Azathoth es la divinidad principal de los ‘Dioses Externos’ de los Mitos de Cthulhu, cuya primera aparición fue en una novela inconclusa de H.P.L. llamada, precisamente, Azathoth (1922); posteriormente aparecería en varios relatos del autor, como en En Busca de la Ciudad del Sol Poniente (1927), El que Susurra en la Oscuridad (1930), Los Sueños en la Casa de la Bruja (1932), y el ya mencionado El Morador de las Tinieblas, así como en varios relatos de sus corresponsales del Círculo.

En El que Susurra en la Oscuridad, Azathoth es descrito como “el caos nuclear monstruoso situado más allá del espacio angular y que el Necronomicon ha ocultado misericordiosamente bajo el nombre de Azathoth”. Esta mención de lo “nuclear” ha llevado a muchos entusiastas de Lovecraft a afirmar que el escritor de Providence había vaticinado la energía atómica y los horrores nucleares que sucedieron casi una década después de su muerte (como el de Hiroshima y Nagasaki, algo que también insinúan RAW y Shea en la página 284). Por otra parte, los académicos aseveran que la cita a lo “nuclear” se refiere a que Azathoth está ubicado en el centro del universo, en el “núcleo”; lo dejo a vuestro criterio...

En En Busca de la Ciudad del Sol Poniente H.P.L. brinda otra descripción de este ser monstruoso, y menciona su relación con Nyarlathotep:

Esta última entidad maligna y amorfa del caos inferior, que blasfema y babea en el centro de toda infinidad, no es sino el ilimitado Azathoth, el sultán de los demonios, cuyo nombre jamás se atrevieron labios humanos a pronunciar en voz alta, el que roe hambriento en inconcebibles cámaras oscuras, más allá de los tiempos, entre los fúnebres redobles de unos tambores de locura y el agudo, monótono gemido de unas flautas execrables, a cuyas percusiones y silbos danzan lentos y pesados los gigantescos Dioses Finales, ciegos, mudos, tenebrosos, estúpidos; y los Otros Dioses, cuyo espíritu y emisario es Nyarlathotep, el caos reptante.

Nyarlathotep por Jens Heimdahl


Nyarlathotep vendría a ser como el Hermes de Azathoth, su mensajero; a pesar de ser un dios primordial amorfo, es el único de los Mitos que puede asumir la forma humana para presentarse en este plano, como lo hace en Nyarlathotep (1920) y en Los Sueños en la Casa de la Bruja. Sin embargo, en esta parte de Illuminatus, Wilson y Shea parecen referirse al mismo avatar informe de Nyarlathotep que Lovecraft describe en El Morador de las Tinieblas:

El aire se estremeció como en un batir de alas inmensas, y se levantó un viento fuerte y repentino con más violencia que antes, arrancando los sombreros y paraguas chorreantes de la multitud. Nada concreto llegó a distinguirse en las tinieblas, aunque algunos creyeron ver desparramada por el cielo una enorme sombra aún más negra que la noche, una nube informe de humo que desapareció hacia el Este a una velocidad de meteoro.

En Illuminatus se sugiere que los Illuminati lo mantienen encerrado en el pentágono y que ya no tiene la forma humana con que Hitler supuestamente lo había visto. La muerte de Robert Putney Drake en manos de esta entidad lovecraftiana es un homenaje directo a El Morador de las Tinieblas – aunque entrelazado con maestría por los autores con fragmentos de Moby Dick (el capitán Ahab, la blancura de la ballena, e Ismael) y las últimas palabras de Dutch Schultz; comparemos estos fragmentos compilados de Illuminatus (hacemos un poco de trampa y nos vamos hasta la página 287):

Los relámpagos parecían oscuridad, y la oscuridad parecía luz. Se está apoderando completamente de mí, (...) Debo llegar a él para unir las fuerzas. No, maldición, ese pensamiento no es mío. Es el de él. Está emergiendo de las aguas. Debo erguirme, debo erguirme para unir las fuerzas (...) Mientras el trueno aumentaba en un crescendo enloquecedor,... ¿Qué es lo que temo? (...) Debo unificar las fuerzas. Veo que la blancura de la blancura es negra. Roderick Usher. Estoy loco. Estoy medio loco

... con la muerte de Robert Blake en El Morador de las Tinieblas:

La lluvia y los truenos son ensordecedores. Ya se está apoderando de mi mente. Trastornos de la memoria. Recuerdo cosas que no he visto nunca: otros mundos, otras galaxias. Oscuridad. Los relámpagos me parecen tinieblas Y las tinieblas, luz ¿De qué tengo miedo? (...) la luz es tinieblas y las tinieblas luz   Pierdo el sentido de la distancia lo lejano está cerca y lo cercano lejos   Roderick Usher   estoy loco o me estoy volviendo   ya se agita y aletea en la torre   somos uno quiero salir debo salir y unificar mis fuerzas   sabe dónde estoy   Soy Robert Blake, (...) Lo veo viene hacia acá viento infernal sombra titánica negras alas Yog-Sothoth, sálvame tú, ojo ardiente de tres lóbulos




-------------------------------------------------------

5s, 17s, y 23s: “Entonces apareció la vieja Ley de los Cincos y los Facisti entraron como quinto bando en la contienda” (pág. 278); “Billones para alcanzar la Luna. Trillones para llegar a Marte”, “una ametralladora Thompson de 1923” (pág. 280); “Cinco Consagrados Videntes Bávaros”, “Jung, montado en un triciclo (...) y Albert Hoffman, pedaleando en una bicicleta detrás de Jung” (pág. 281); “23 de Octubre de 1935” (pág. 282); “diecisiete chicos”, “Los diecisiete representantes Illuminati desaparecieron en la oscuridad” (pág. 283); “Solamente hay cinco pulgadas entre la felicidad y yo” (pág. 284); “¿Realmente lo mantienen encerrado en el Pentágono?” (pág. 285); “No me sorprende que solamente cinco hayan podido aguantar esas pruebas terribles” (pág. 286).





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada